RELATOS ORALES

jueves, 17 de noviembre de 2016

LA BATALLA DE "MINNIE"

Fue un domingo por la mañana después de misa de ocho, cuando tocaron timbre en la casa de Bridget Kenny, mientras un grupo de familiares y amigos desayunaban animadamente. La anfitriona abrió la puerta y se encontró con "two handsome boys", rubios, elegantes muy simpáticos. Los visitantes se presentaron como "Misioneros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días" en un trabalenguas que le causó gracia a Bridget, tan propensa a confundir nombres y palabras.

- Oh! -respondió Bridget- You’r Mormons!

- Oh, yes, that's it mam! -contestó uno de ellos con entusiasmo.

Desde la cocina, Minnie, la hermana mayor de Bridget, preguntó en voz alta:

- Who's there Briddy?

- The Mormons... -le respondió Bridget con pícara sonrisa

- Fling Holy Water at them! -espetó Minnie sin vueltas

La sugerencia causó gracia tanto a los presentes como a los mormones, que entendieron el mensaje “muy Irish” que provenía del interior, mientras disimuladamente se asomaban tratando de descubrir a la persona que los quería exorcizar.

Fue así que Minnie avanzó a pasos agigantados hacia la puerta de entrada y sin mediar palabras los interrogó con acritud:

- What's your name?!

- Mine? -preguntó inocentemente el más tímido, intentando mantenerse cordial.

- Yes, yours! -volvió a la carga Minnie muy seria.

- Peter Maguire...

- And yours?

- James O'Hara, mam... -respondió el otro enseguida

- Oh! Oh,my Holy God! Praised be Jesus Christ our Lord! Both Irish names!... You  should be ashamed of yourselves!... Go to Church and beg Gods forgiven for your disobedience! The Catholic Church is the only truth one... Give up sinning and come back to the Holy Catholic Church if you want to save your souls...

- But! -balbuceó Maguire

- But nothing! Save your souls now before it’s to late! And it’s not a joke, I command you to do it!

- Ok mam… -contestó O'Hara con cara angelical.

- And don't you dare forget what I have told you!

- Will do so mam... Have a good day! - Respondieron y salieron carpiendo, aunque debieron haberse reído de la comedia.

- Good bye! May God and the Virgin Mary have mercy of you! -les respondió Minnie y cerró la puerta, tan seria y agitada como si acabara de batirse con el mismísimo diablo.

Cuando Minnie y Bridget volvieron a la cocina, se encontraron a los huéspedes enjugándose las lágrimas. Las hermanas se miraron sorprendidas, hasta que alguien les preguntó con ironía dónde habían dejado las cabezas decapitadas de los mormones; recién entonces comprendieron que las lágrimas eran de risa incontenible que les había causado el "acto de arrojo" que acababan de presenciar. Pero Minnie consideró que el asunto no era para la risa. Con seriedad y sin pestañear, se sentó a la mesa satisfecha de haber cumplido con los designios del Señor.

El temple aguerrido de Minnie era famoso en la comunidad, y si hay almas en pena merodeando su tumba, seguro que entre ellas están las de los mormones.


María "Minnie" Kehoe Doyle nació en 1877 en Salto, Provincia de Buenos Aires y falleció en Venado Tuerto el 04 de octubre de 1959. Contrajo matrimonio con Patricio Rourke Kenny, que nació en 1870 y falleció el 6 de octubre de 1920. No tuvieron descendencia y sus restos descansan en el Cementerio de Venado Tuerto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario